Robo de Identidad

 

Volver a Todo Acerca del Crédito

 

 

Robo de identidad es cuando alguien usa su nombre o su información personal, como su número de Seguro Social, número de licencia de conducir, información de tarjetas de crédito, u otra información de su cuenta, sin su permiso.

  • Los ladrones de identidad frecuentemente abren nuevas cuentas con el nombre de sus víctimas. Solicitan nuevas tarjetas de crédito, efectúan cargos, y dejan las cuentas sin pagar.
  • Es común también que establezcan un servicio telefónico o de servicio público a nombre de una víctima, y luego no lo paguen.
  • Otras estafas pueden incluir la solicitud de préstamos, apartamentos, e hipotecas.

 

Los ladrones de identidad usan múltiples métodos para conseguir información personal.

 

  • Roban carteras que contienen identificación y tarjetas de crédito.
  • Roban estados de cuentas y de tarjetas de crédito, ofertas de crédito pre-aprobadas, e información de impuestos de su correo.
  • Escarban en su basura en busca de datos personales.

El robo de identidad puede hacerle daño a su clasificación de crédito, daño que podría tomar años en arreglarse.
 

  • Generalmente, las víctimas de fraude crediticio y bancario son responsables sólo por los primeros $50 de pérdida. En muchos casos, a la víctima no se le exigirá pagar ninguna parte de la pérdida.

 

Reduzca el riesgo de robo de identidad
 

  • Proteja su información personal y no lleve su tarjeta del Seguro Social con usted en todo momento, sólo cuando la necesite.
  • Destruya los artículos que contienen su información personal y números de cuenta luego de utilizarlos.
  • Vigile su correo y guarde su información personal en un lugar seguro. 
  • Solicite su informe de crédito por lo menos una vez al año para asegurarse de que nadie está usando su identidad para abrir cuentas.

 

Si piensa que su identidad ha sido robada, tome los siguientes pasos:

 

  • Avise a los departamentos de fraude de las tres agencias de crédito principales para poner una alarma de fraude en su expediente de crédito.  La alerta inicial de fraude es por 90 días.  Puede solicitar una extensión de la alerta de fraude si presenta un informe policial.
  • Cierre las cuentas que sabe o cree que han sido manipuladas o que se han abierto de manera fraudulenta. 
  • Presente un informe policial. Consiga una copia del informe para presentarlo a sus acreedores y a otros que requieran prueba del delito.
  • Presente su queja ante la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés). La FTC mantiene una base de datos de casos de robo de identidad, que utilizan las agencias encargadas de la ejecución de la ley para las investigaciones.

 

Próximo: Cómo Mejorar su Registro de Crédito
Anterior: Corrigiendo Errores